24) Dos respuestas

Estándar

VIERNES, 7 DE MAYO DE 2010

24) Dos respuestas

Dos respuestas.
Manu Rodríguez. Desde Europa (06/05/10).
*
Respuesta a Ladin (posteriormente eliminada del blog) (18/01/10). No escribo para lectores perezosos. Las preguntas que me hace están respondidas en el blog. Dado que es una escritura filosófica (los conceptos, una vez construidos e introducidos, intervienen en trabajos posteriores sin explicación), le recomiendo que lea los textos incluidos desde el número uno en adelante. Así, además, tendrá una idea cabal de lo que pienso, y no sólo sobre el islam. Manu
Para Ladin, y a petición de un diálogo (19/01/10). Reelaborado. A los creyentes musulmanes (y otros) que pretendan intervenir en este blog: *No hay nada que dialogar con el enemigo; al enemigo se le vence, se le derrota, se le aniquila. Este blog está pensado para compartir con los míos, los buenos europeos, y para promover la resistencia europea al islamofascismo. El islam es comparable al nazismo. No hay otro fascismo que en estos momentos nos amenace. Un musulmán no puede ser más que un canalla, o un idiota, o ambas cosas. Es norma de supervivencia no fiarse de un musulmán. Falsos, mixtificadores, usurpadores, arrogantes, ignorantes, violentos, intolerantes… absurdos. Ya me pregunté en uno de los trabajos el ‘cómo se puede ser musulmán’. Sí, ¿cómo alguien puede ser seguidor de un monstruo como Mahoma; quién puede identificarse con un monstruo semejante? No sé si estoy hablando con un desdichado converso español (que se auto-excluye, se auto-extraña de su propia cultura, de su propia sangre, de su propio pueblo) o con un musulmán extranjero que en virtud de las estúpidas leyes que nos gobiernan ha accedido a la nacionalidad española o francesa (y europea). En cualquier caso nada tenéis que ver con Europa. Extranjeros sois en cualquier región. Apátridas, infieles, descastados. Vuestra voluntad es, precisamente, la destrucción de los diferentes pueblos, naciones, y culturas de la tierra. En todo momento y en todo lugar procuráis su destrucción, su desaparición. Vuestra meta es la homologación de todos bajo el islam, la desertización espiritual del planeta, la muerte de todo lo que no sea islam. Enemigos sois de todo lo otro, de todo lo que difiera de vosotros. Sois una amenaza para todos. Con vuestra mera presencia mancilláis Europa, nuestra tierra sagrada; y aún este mismo blog, que mantendré puro y al que nunca tendréis acceso. Ideologías como la vuestra me producen asco, pura y simplemente. Y he empleado mi vida para combatirlas intelectual, espiritual, y conceptualmente. Si hubiera un mínimo de honestidad espiritual en el área de dominio del islam, ya se habrían superado, así como nosotros, los buenos europeos, superamos el también tenebroso cristianismo. También los cristianos aspiran a homologarnos a todos. Es el mismo mal. La tradición judeo-cristiano-musulmana es la pesadilla del planeta. Han destruido innumerables pueblos y culturas en nombre de un dios propio de mentirosos, ladrones, y asesinos, y no de hombres amantes del bien y de la verdad. Vosotros sois las tinieblas en el mundo; lo tenebroso, lo siniestro, lo hostil; la miseria y la muerte. Y lo seréis hasta el final. *Añado que hay falta de honestidad, de vergüenza, de seriedad… de verdad, en los europeos milenarios que hoy día siguen las tradiciones de cualquiera de las sectas cristianas (por los motivos que sean). Individuos carentes de dignidad y de orgullo. Vergüenza ajena me producen sus genuflexiones, sus letanías, sus ritos, sus dogmas, sus consignas, sus ‘estampitas’… A nuestra edad. Apostar por el cristianismo hoy es olvidar o afirmar o pasar por alto los siglos de extrañamiento espiritual y de totalitarismo (fascismo) cristiano que hemos padecido (y no sólo en Europa). Su horror, su terror, a todo lo largo de su periodo de dominio (el milenio cristiano, el invierno supremo). Sus textos y autores sagrados siguen siendo los mismos, aquellos que legitimaban e incluso santificaban su horrible proceder; ellos siguen siendo los mismos. El cristianismo es hoy, como lo fue ayer, y lo será mientras perdure, un instrumento de alienación y de poder, y un refugio para canallas, hipócritas, y arribistas de todo tipo. El ámbito cristiano es tan repugnante como el musulmán. Y sus ‘creyentes’ respectivos. Seres indignos, peligrosos, y vanos. * Espero que lo más arriba escrito llegue a conocimiento de los interesados.
Manu Rodríguez
PUBLICADO POR EN 07:12

1 COMENTARIO:

  1. No habría España sin los Reyes Catolicos ni el Cristianismo, pensé que eras un “patriota”
    “El ámbito cristiano es tan repugnante como el musulmán”
    Retonto, España es un país cristiano, fundado sobre bases cristianas, toda su historia ha sido cristiano, fue potencial mundial siendo un imperio cristiano, o sea que para ti los españoles son igual de repugnantes que los musulmanes. Pégate un tiro, viejo ridículo, pensé que eras decente cuando leí que los musulmanes son el enemigo y con los enemigos no se discute sino que se los acaba.

    Responder

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s