79) La próxima guerra mundial

Estándar

JUEVES, 16 DE FEBRERO DE 2012

79) La próxima guerra mundial

La próxima guerra mundial.

Manu Rodríguez. Desde Europa (15/02/12).

*

*Un breve artículo de Rob Miller publicado en ‘American Thinker’ aporta algo de información acerca de lo que realmente está sucediendo en las recientes luchas y reivindicaciones supuestamente populares y pro-democráticas en algunos de los países islámicos; todo se reduce al viejo conflicto entre sunitas y chiitas:
http://www.americanthinker.com/blog/2012/02/the_real_story_on_syria_and_why_it_matters.html
Ambos, sunitas y chiitas, luchan por conseguir el poder y la hegemonía dentro de la comunidad musulmana internacional.
Hay que decir que la mayor parte de la población occidental ignora por completo la verdadera naturaleza de estos movimientos que los mismos líderes musulmanes no dudan en presentar engañosamente como democráticos.
Todo parece indicar que el islam, allende nuestras fronteras europeas, se unirá. La primavera árabe ha resultado ser una nueva primavera para el islam. Es un tenebroso rebrote en el que las estrategias fatales de Europa y USA tienen, lamentablemente, mucho que ver; y un aliento a la ambición expansionista e imperialista a nivel mundial de salafistas, wahabíes, y ‘hermanos musulmanes’, movimientos pertenecientes todos ellos al islam sunita.
Lo único que salva al mundo, por ahora, de esta amenaza de expansión y dominio es la división del islam en sunitas y chiitas, y su odio mutuo (se odian a muerte, se matan entre sí). La sunita Arabia Saudí no duda ni dudará en apoyar cualquier medida que se tome en contra del Irán chií y su área de influencia desde los países occidentales e Israel (guerra o bloqueos). (Lo último, Pakistán (sunita) está dispuesto a proporcionar tecnología y armamento nuclear a Arabia Saudí).
El conflicto en Siria tiene que ver con esta lucha que digo entre suníes y chiíes. Es el caso también de algunos de los Estados de la península arábiga dominados por oligarquías suníes pero con numerosa población chií –como Bahréin, o Yemen (únicos países de la península en los que se han producido conflictos). Otro tanto tenemos en los constantes e interminables enfrentamientos de suníes y chiíes en Líbano.
Por lo demás, es de esperar que los citados enfrentamientos se trasladen en cualquier momento a las poblaciones musulmanas repartidas por Occidente; que Europa y los países occidentales se conviertan también en campos de batalla. Aún queda mucho por ver en este asunto.
Lo que tenemos es, simplemente, una lucha entre el área de influencia chií y el área de influencia suní. Es una querella antigua la que sostienen en el ámbito islámico Irán y Arabia (persas y árabes). Antes de proseguir con su estrategia de dominio mundial, tendrán primero que resolver su discordia interna.
De lo que se trata, pues, es de dirimir bajo qué bandera (bajo qué islam) se realizará la conquista, qué islam se llevará la gloria; hasta tal punto están convencidos de su futura victoria.
*Un conflicto bélico contra Irán, como el que en estos momentos se fragua desde los países occidentales e Israel, libraría al islam sunita (mayoritario) de un enemigo (y de un competidor) interno secular, y nos degastaría y debilitaría económica, militar, y moralmente –consecuencias inevitables de toda guerra. Todo esto aparte de fortalecer militar y estratégicamente la posición el islam sunita en el mundo. No nos interesa, pues, en absoluto una guerra contra Irán que sería prolongada y terriblemente costosa (en todos los sentidos, como ya he dicho).
La alianza prevalente de los países occidentales con Arabia Saudí y el ámbito musulmán sunita (por los motivos que sean) es un gravísimo error. A Occidente le interesa mucho más la unión con Irán, así como apoyar la masiva y reprimida oposición democrática en este país hasta llegar a convertir a Irán en un enclave libre y democrático en el medio geográfico clásico del islam, semejante a Israel. Con estos dos países en contra, el mundo islámico se lo pensaría dos veces antes de iniciar una ofensiva violenta a gran escala contra Occidente y en particular contra Europa, lo más cercano (lo más a mano). Ya estamos viendo, en las circunstancias actuales, como el islam (sunita) avanza, sin apenas obstáculos, en África.
Una política y una estrategia claramente anti-islámica con apoyo de Israel, Irán, India, China, y Rusia, paralizarían, con toda probabilidad, los citados proyectos de dominio mundial. Una ofensiva política, jurídica, y militar contra el islam, esto necesitamos.
*Las viejas instituciones transnacionales del siglo pasado, frutos de la postguerra europea y de la posterior guerra fría, han quedado inútiles, inservibles (la ONU, la OTAN…). Estamos asistiendo a una reestructuración geoestratégica del planeta (política, económica, y militar).
Ahora toca fortalecer a Europa dotándola de un ejército estrictamente europeo, sin elementos extranjeros y al margen de la OTAN (esto es, disolver la OTAN); e incluso integrar a todos los países europeos (hablo de Rusia y el resto de los países del Este –los pueblos eslavos). Una Europa desde el Atlántico al Pacífico.
Hay que, además, disolver o reestructurar la ONU, que andando el tiempo ha quedado dominada o mediatizada por los países musulmanes (la OCI). Lo próximo que estos se proponen es establecer una normativa internacional concerniente a la prohibición y penalización de toda crítica o censura al islam. ¿Lo conseguirán? Podemos imaginar qué sucedería si lograran eliminar toda oposición ideológica e intelectual, si lograran callarnos la boca; ese horrible futuro.
El mero hecho de acoger semejantes iniciativas anti-democráticas denota bien a las claras la decadencia del mundo libre –el Occidente.
Pero, no todo está perdido, la misma artimaña jurídica que pretenden usar (leyes contra la blasfemia) les afecta absolutamente, pues no hay ninguna ideología que insulte, denigre, y amenace más a las otras ideologías que el propio islam. Son ellos los primeros que tendrían que callarse la boca al respecto –los musulmanes tildan de monos y cerdos a judíos y cristianos respectivamente, y no dudan en amenazar de muerte, inspirados por su libro ‘sagrado’, a todos los no-musulmanes. De hecho, los países libres tendríamos que tomar su iniciativa para dirigirla directamente contra ellos y sus textos programáticos. Sería precisamente el camino para prohibir legalmente la ideología islámica (el islamofascismo, como bien se le denomina) en el mundo, al menos en el mundo libre.
Está claro que, en las presentes circunstancias, lo primero que tenemos que hacer en Occidente es enfrentarnos con el peligro de la ofensiva jurídica, ideológica y demográfica musulmana en Europa y el resto de los países occidentales. Es una estrategia de dominio; es la tercera ola, el tercer intento de dominar el mundo e imponer un califato universal.
*La próxima guerra mundial, la guerra que viene, será la guerra de los países libres contra el islam (los países musulmanes). La población musulmana en occidente, cada vez más numerosa, es claramente una quinta columna. Lo peor está por venir (violencia armada organizada, sabotajes, atentados, territorios ocupados…).
Es preciso que nuestros países, si queremos seguir siendo pueblos libres, se posicionen claramente contra el islam. Nos frena el problema del petróleo, las relaciones económicas, los núcleos de población occidental en países islámicos, y las reacciones de la población musulmana en los países occidentales (la mencionada quinta columna); en resumidas cuentas, las consecuencias, de todo tipo, que ocasionarían un conflicto bélico con el ámbito islámico. Además de la pérdida de vidas humanas, nos hundiría a todos en la miseria. Sería una catástrofe a nivel mundial; un estancamiento del que tardaríamos años en salir. La mayor parte de los países del mundo islámico, dadas sus características actuales (su miseria espiritual y material endémica), no tienen nada que perder.
Tenemos que sopesar bien todo esto, y tomar partido ante este dilema: o nos disponemos a arrostrar las consecuencias de un abierto enfrentamiento o, temiendo las consecuencias, dejamos que los musulmanes prosigan con su expansión y dominio (ideológico, demográfico, y militar) a nivel mundial.
Hay que considerar que el triunfo del islam en el mundo supondría para buena parte del mundo libre no sólo una regresión económica, sino también social, cultural, moral, política… Una regresión sin precedentes. Quiero decir que, ya nos enfrentemos al islam o ya nos rindamos a él, el balance será negativo.
Sin embargo, y puestos a evaluar pérdidas, no deberíamos dudar en decidirnos por la guerra contra todo el mundo islámico, pues en caso contrario nuestra situación sería tanto más horrible, dado que no sólo perderíamos nuestra status económico, perderíamos además nuestras culturas y nuestro actual status socio-político – el nivel alcanzado; quedaríamos reducidos a la servidumbre, a la esclavitud, nos convertiríamos en ciudadanos de segunda clase cuya vida, por infieles, no valdría nada, como descarada y reiteradamente proclaman los líderes musulmanes desde sus lugares de ‘culto’ (centros de adoctrinamiento y propaganda) en cualquier lugar del mundo, no sólo en el mundo islamizado, sino aquí, entre nosotros, en los países libres que cuentan con suficiente población musulmana.
Por lo que respecta a Europa y a los europeos, ¿es esto lo que queremos para nuestros hijos y herederos; una Europa derrotada, una Europa sometida, una Europa dominada por millones de musulmanes asiáticos y africanos?
En los momentos presentes, sólo el islam supone una amenaza para todo el planeta. ¿Para cuándo un mundo en paz? No es el oriente próximo la zona de peligro, sino el islam. Es el islam y sus querellas y ambiciones el que actualmente pone en peligro la paz en el mundo. Hay que frenarlo, hay que destruirlo. “Delenda est Carthago”.
*
Hasta la próxima,
Manu

PUBLICADO POR EN 07:22

1 COMENTARIO:

  1. Muy interesante es esta información. Al parecer coincide con las aportaciones del blog http://www.lahoradedespertar.wordpress.com
    A ver qué te parece esto:
    Lea, por favor, http://www.lahoradedespertar.wordpress.com

    y verá quienes son los que están preparando la tercera guerra mundial: Son los mismos que prepararon y ganaron la primera y la segunda guerras de 1914 y de 1939

    Todos los dias, desde 1945, el cine de Hollywood fabrica filmes sobre las “atrocidades” de los “nacis”: Asi consiguen, como dice Orwell, adormecer a las masas y justificar su victoria. Incluso han sometido a Benedicto XVI y a la Fraternidad San Pio X, los cuales están debatiendo todo lo divino y humano pero no se atreven a poner en duda todas las grandes mentiras que ya son DOGMA DE FE, por ejemplo, los seis millones.

    Ahora preparan la guerra (de momento psicologica ) contra Rusia y Siria (y quizas IRAN) para defender a Israel… Curiosamente todos los medios de comunicación, desde la extrema izquierda a la derecha conservadora, repiten las mismas consignas.

    Su dirección de usted me la ha dado gente de extrema izquierda: llos dicen que usted hace una buena labor en contra de lo que llaman fascismo. Ahora sane usted a quien está usted ayudando.

    Por si no lo sabe, en la Rusia sovietica, la que venció en 1945 gracias a las armas y dinero de USA,

    murieron asesinados 300 mil mártires cristianos y el 90 por ciento de los pbispos cristianos que habia… Obama, como dicen los iranies, es el gran satán: Debe serlo pues es furibundo defensor de la homosexualidad y del aborto

    TENGA USTED UN DIA DE PAZ y …por favor… medite si cree que realmente está sirviendo a la verdad… ó a la MENTIRA… (las cual, según F, Revel gopberna el mundo desde 1945). Cristo dijo que el Príncipe de este mundo es el Padre de la Mentira…

    y la MENTIRA gobierna en New York y en Bruselas… Probablemente también en PEKIN y

    en LA MECA… (no hay que olvidar que el islamismo es una herejía fabricada por rabinos que adoctrinaron a Mahoma…

    SALUDOS

     

    http://www.larespuestadeeuropa.blogspot.com.es/2012/02/79-la-proxima-guerra-mundial.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s