Heidegger y el nacional-socialismo (2). Los discursos de 1933-1934

Estándar

jueves, 12 de septiembre de 2013

La autoafirmación de la universidad alemana (21 mayo 1933). Ciencia como búsqueda de la verdad y como inicio.
A la memoria de Schlageter (26 mayo 1933).  Heroísmo y patria
El estudiante alemán como trabajador (25 noviembre 1933). Trabajar y estudiar
Sobre la apertura del curso escolar para los trabajadores auxiliares (22 enero 1934). Saber y trabajar
Coincidencias de estos discursos con el nacional-socialismo oficial

La autoafirmación de la universidad alemana (21 mayo 1933). Ciencia como búsqueda de la verdad y como inicio. Integración de la ciencia en el Estado

                La universidad se dedica a la ciencia. La esencia de la universidad es la ciencia y la esencia de la ciencia no es teórica, sino práctica, porque tiene por meta la verdad y la producción de la verdad es la acción práctica de desvelar. El olvido del ser propio del cristianismo y de la ciencia moderna ha sustituido el inicio por el manejo. Pero el inicio sigue ahí. Ganar la esencia, desvelar, es regresar al inicio. “Espíritu … es el decidirse originariamente templado y consciente por la esencia del ser” (1), que es tanto como decir que el espíritu es el decidirse por el inicio. Preguntar es la forma de habitar el terreno de lo esencial. Un pueblo espiritual es el que está expuesto al abismo de lo oculto y desconocido, es decir, a lo digno de ser cuestionado.
                Libertad, como observó Kant, es auto-nomía, darse a sí mismo la ley. Eso es lo que hace la lucha espiritual: darse a sí mismo su propia estructura. Un pueblo, una universidad… vuelven a su libertad cuando se les deja ser como son, cuando vuelven a su identidad. La libertad académica propia del liberalismo sucumbe a los caprichos e inclinaciones, no lleva a la propia esencia, no es auténtica libertad.
                Una vez situada la esencia de la universidad en su sitio, Heidegger se dedica a buscar la integración de la actividad universitaria en el resto del Estado. Las vinculaciones del estudiante son tres. La primera el servicio del trabajo. Pero no solo trabajo para el Estado aparte de los estudios, sino también estudio entendido como trabajo. La segunda el servicio de las armas. El estudiante, en cuanto miembro de una comunidad, debe prestar el servicio militar. La tercera el servicio del saber, que constituye la tarea específica universitaria. Aquí es donde se localiza la lucha espiritual de regreso al inicio. Ninguno de los tres servicios tiene sentido por sí mismo, los tres están integrados en la construcción de la unidad del Estado. La misma palabra “servicio” lo dice. Servir es estar integrado en la comunidad trabajando para ella. De ahí saca el trabajo su valor. El dicho del fascismo español “vale quien sirve” ejemplifica bien esta idea.
                Tras esta clasificación, se encuentra la división indoeuropea de las comunidades en filósofos, guerreros y artesanos. Pero lo más importante no es esta división en tres, sino la unidad que encierra. Esto quiere decir que los tres servicios están en función del bien común.
                Para lograr este bien común se necesita lucha. La comunidad popular en la situación de alienación producida por la técnica moderna no tiene más remedio que ser una comunidad de lucha. Y cada uno de sus estamentos también. El pueblo alemán ha decidido ser sí mismo, ha decidido recuperar su identidad. La lucha tiene ese objetivo.

A la memoria de Schlageter (26 mayo 1933). Heroísmo y patria.

Después de la Primera Guerra Mundial, los alemanes se negaron a pagar las indemnizaciones de guerra. En represalia, los franceses ocuparon el Ruhr. Albert Leo Schlageter, un antiguo teniente de la guerra y miembro de los Freikorps, formó una patrulla de combate para llevar a cabo actos de sabotaje contra la ocupación francesa del Ruhr. Los franceses lo apresaron y lo ejecutaron. En cuanto el partido nacionalsocialista subió al poder, le erigieron un monumento y promovieron conmemoraciones en cada aniversario de su muerte. Heidegger estuvo a cargo de la alocución de esta conmemoración en Friburgo.
En el texto están presentes el heroísmo, la patria, el apego a la tierra y la interacción de ellos entre sí. Schlageter murió por su patria fusilado. Pero no se dice simplemente eso, se añaden las montañas de la patria y los paisajes de su tierra. La dureza de la voluntad de Schlageter surge de su vida en el campo: “las montañas entre las que el joven hijo de campesinos creció son de piedra primitiva, de granito. Y ellas han estado mucho trabajando endureciendo la voluntad” (2).  Y cuando lo estaban fusilando, veía a lo lejos los campos de la Selva Negra por encima de los cañones que le apuntaban. De esta manera el heroísmo se relaciona directamente con el arraigo. Este arraigo está detrás de la claridad de corazón y del aplomo ante el pelotón de fusilamiento. El héroe por la patria lo es porque hay una comunidad y un arraigo. Por detrás de todo esto, se encuentra el Volkstum de los volkisch y de los nacional-socialistas y el proyecto de sangre y suelo.

El estudiante alemán como trabajador (25 noviembre 1933). Trabajar y estudiar

                Guillermo de Humbolt había dicho que el Estado no debía inmiscuirse en la universidad. Heidegger lo duda y propone la postura contraria: el estudiante y la universidad tienen que estar integrados en el Estado e incluso ser la guía del Estado, porque son los que investigan la esencia. La libertad académica y el sujeto de derechos no tienen cabida dentro del nacional-socialismo. Los sujetos de derechos son individualismo que no encaja dentro de una comunidad. La transformación revolucionaria de un Estado liberal en un Estado nacional-socialista es entendida por Heidegger como una vuelta al ser histórico de los alemanes. Ser histórico de un pueblo es generarse libremente a sí mismo desde un proyecto. En el lenguaje de la historicidad es despliegue del presente generado por un proyecto de futuro conforme a lo que ya somos desde el pasado. La historia de un pueblo es la lucha por trazarse un camino conforme a su propia esencia. Cuando consigue reestructurarse según esa esencia, ese pueblo se ha dado a sí mismo un Estado.
                La universidad y los estudiantes no son ajenos a este proceso. Trabajar no es producir bienes para ganar un salario, esa es una concepción individualista que no tiene en cuenta las relaciones dentro de la comunidad. Trabajar es llevar a cabo algo cuidando de ello (Sorge). El cuidado en Heidegger es un estar en medio de los entes ocupándose de ellos. Los grandes poderes naturaleza, arte, historia y técnica se dan cita en el trabajo. Es el trabajo el que transforma la realidad y ordena los grandes poderes en juego. La reestructuración del Estado es trabajo y el saber forma parte de esta reestructuración. Estudiar es desarrollar dentro del Estado y para el Estado la función del saber. Dicho de otra manera: estudiar es cuidar el saber, por tanto, forma parte del trabajo. El estudiante es un trabajador.
                Matricularse en la universidad es tomar la decisión de luchar por el saber, o lo que es lo mismo, de luchar por la esencia del propio pueblo.

Sobre la apertura del curso escolar para los trabajadores auxiliares (22 enero 1934). Saber y trabajar

                Hitler dijo en el discurso del 1 de mayo de 1933: “No es útil el explicar al obrero su importancia, el demostrar al campesino la necesidad de su existencia, el ir al intelectual, al trabajador mental para hacerles ver la importancia de su cometido y de su labor. Lo necesario es enseñar a cada clase social la importancia de la otra. Y así es preciso que vayamos a las ciudades a proclamar y anunciar la necesidad y la esencia del campesino alemán, que salgamos al campo y vayamos en busca de nuestra intelectualidad para hacerle ver la importancia de los obreros y trabajadores alemanes. Vamos a ver al obrero y al campesino para enseñarles que sin la inteligencia alemana no hay vida alemana; que todos ellos juntos deben formar una gran comunidad: inteligencia, frente y puño, obreros, campesinos y ciudadanos”.
El liberalismo, preocupado casi exclusivamente por el capital, había acentuado las diferencias sociales. Su individualismo impedía cualquier construcción social que fuera más allá de una mera asociación mecánica. El marxismo había dispuesto a unas clases contra otras. Bajo esta perspectiva, era imposible construir una comunidad. En el discurso gravita la necesidad de la comunidad y la unidad de la comunidad.
Heidegger repite prácticamente lo mismo que Hitler en los tres discursos La autoafirmación…, El estudiante… y Sobre la apertura…, pero añadiéndole la fundamentación filosófica. Es necesario saber la posición que se ocupa dentro de la comunidad, saber cómo el pueblo se renueva a sí mismo mediante la nueva organización nacional-socialista, saber qué es la lucha por el origen. A través de este “saber viviente” (lebendiges wissen) el pueblo se reorganiza. Se necesita este trabajo del saber para el Estado. Que los estudiantes investiguen todo esto significa que trabajan en ello. Los estudiantes no están ahí como los habitantes de una torre de cristal, sino como camaradas en la construcción del Estado. Cuando se conoce lo que es la comunidad la lucha de clases deja de tener sentido. El saber otorga lazos y unidad a los compatriotas y a los estamentos en la única voluntad del Estado (3).
La voluntad de construir la comunidad une todo el trabajo. Heidegger introduce en esta voluntad el elemento de la resolución y del espíritu. Espíritu es decidirse por la esencia. Pero esencia y unidad van de la mano. El trabajo se convierte de esta manera en algo espiritual. Ser miembro de la comunidad de seguidores del Führer es trabajar para que el pueblo alemán encuentre su unidad.
El discurso de Hitler estaba centrado en hacer ver que el trabajador no es un paria y que el trabajo es el motor de la comunidad. Heidegger conecta estas ideas con la esencia del pueblo alemán. Luchar por la propia esencia es trabajar por la propia esencia, tanto descubriéndola (trabajo intelectual) como llevándola a cabo (otros trabajos).

Coincidencias de estos discursos con el nacional-socialismo oficial

                Las coincidencias de Heidegger con el nacional-socialismo oficial que pueden verse a través de estos discursos son las siguientes.
                1 Dentro de una verdadera comunidad no hay clases que luchan entre sí, sino distintos tipos de trabajadores que colaboran en la unidad. Trabajar es servir a la comunidad.
                2 Esta unidad es la identidad a lograr a través de la revolución nacional-socialista. Se parte de una situación alienante provocada por el liberalismo y el marxismo y hay que regresar a un inicio donde salga a la luz la comunidad (el Volkstum).
                3 Concepción no materialista y no espiritualista en el sentido religioso. El rechazo del materialismo es común a todos los fascismos. Pero de ahí no se sigue que tengan que caer en un espiritualismo religioso. La situación era más bien la siguiente: ya sabemos al menos lo que no funciona (materialismo, positivismo). A partir de aquí hay que investigar las posibilidades que encajen con la comunidad popular. La postura de Heidegger ya la hemos dicho: el espíritu es la lucha de darse a sí mismo la propia esencia. Un pueblo espiritual es un pueblo que lucha por su identidad.
                4 Del discurso sobre Schlageter se deriva la coincidencia con el nacional-socialismo en el heroísmo de sacrificio por la patria.
                5 Del discurso sobe Schlageter se deriva también la coincidencia con en el arraigo al suelo de la patria.
Todo fluye
Eugenio Gil
(1) GA 16: Veröffentliche Schriften 1910-1976, Klostermann, 112. La autoafirmación de la Universidad alemana, Tecnos, 13
(2) GA 16: Veröffentliche Schriften 1910-1976, Klostermann, 759
(3) GA 16: Veröffentliche Schriften 1910-1976, Klostermann, 235
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s